Adderall

Adderall precio

Adderall: ¿qué es y para qué se usa?

Adderall es un fármaco elaborado a base de anfetaminas. Su uso más habitual es el tratamiento de trastornos por déficit de atención y la narcolepsia.

Aunque, según diversos estudios acerca del consumo de Adderall en España, fuera del ámbito médico se usa como potenciador de las capacidades de estudio entre la población universitaria.

Puedes comprar Adderall a precio económico en nuestra tienda online.

Casos en los que Adderall no es el fármaco más indicado

– Personas con hipertensión u otros problemas cardiovasculares

– Pacientes que se están tratando con inhibidores de la monoaminooxidasa o lo han hecho en los últimos 14 días

– Para los que tienen historial de adicciones a alcohol u otras drogas

– Si padeces glaucoma o hipertiroidismo

– Mujeres embarazadas o que estén dando de mamar

¿Cuáles son las pautas para administrar Adderall?

Se administra por vía oral, ingiriendo los comprimidos con agua y tragándolos enteros sin masticar. Puede hacerse tanto antes como después o durante la comida.

La dosis habitual en los casos de déficit de atención es de 5 a 40 mg al día repartidos en varias tomas cada 4 a 6 horas. En los pacientes que sufren narcolepsia, la cantidad diaria está entre 5 y 60 mg.

En cualquier caso, tu médico te dará más detalles

¿Qué se hace si alguien toma más Adderall del que debe?

Será necesario acudir a un centro médico a la mayor brevedad posible y contar lo sucedido. Los afectados pueden sufrir cambios bruscos en su estado anímico, dolores de cabeza fuertes, respiración más rápida de lo normal o convulsiones. 

¿Durante cuánto tiempo tendrás que estar tratándote con este fármaco?

Tanto la narcolepsia como los trastornos de atención son condiciones que requieren un tratamiento a largo plazo para tenerlas controladas. No interrumpas la medicación aunque te de la impresión de que estás mejor.

Efectos secundarios de consumir Adderall

– Ansiedad, hiperactividad, nerviosismo y problemas para dormir

– Taquicardia y sudoración

– Pérdida del apetito

– Boca seca

– Erecciones frecuentes y prolongadas, deseo sexual aumentado

– Paranoia, agresividad o alucinaciones

– Causa adicción

– Se han registrado casos de muerte súbita o ataques al corazón en algunos usuarios de este fármaco